Buscar

CCSS defiende su autonomía y el derecho constitucional a la salud de todos los costarricenses

La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) acordó defender su autonomía constitucional para separarse de la regla fiscal con el fin de garantizar el derecho constitucional a la salud que tiene la población.


De acuerdo con el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS, el acuerdo se tomó de manera unánime por parte de los representantes del Estado, los trabajadores y los empresarios en la sesión ordinaria celebrada este jueves.

La decisión se respalda en un criterio de la Sala Constitucional y de la Procuraduría General de la República en esta materia, las cuales, exceptúan a la Institución de la responsabilidad fiscal y en los recursos dispuestos para los regímenes de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y del No Contributivo (RNC).


El pronunciamiento que exime a la CCSS se emitió, meses atrás, a partir de la consulta efectuada por un diputado en relación con la obligatoriedad de la aplicación de la ley fiscal sobre la CCSS.


Según el jerarca, la decisión del Máximo Órgano Institucional tiene como fin primordial garantizar el derecho constitucional a la salud de todos los costarricenses con calidad y oportunidad, por lo que, una eventual limitación del presupuesto institucional ante la restricción financiera solicitada por el Ministerio de Hacienda podría poner en serio riesgo la ejecución de una serie de proyectos de infraestructura de gran trascendencia para la población costarricense.


 Entre los grandes proyectos en marcha se encuentran los siguientes:


Las adjudicaciones para la construcción y equipamiento de los nuevos hospitales Monseñor Sanabria de Puntarenas y Willian Allen de Turrialba.Construcción y equipamiento de las nuevas torres en los hospitales México y Calderón Guardia.Fortalecimiento del primer y segundo nivel con la construcción y reforzamiento de diversas sedes áreas de salud y ebáis distribuidas por todo el territorio nacional.


El jerarca asegura que la aplicación de esta regla fiscal también podría afectar de forma directa las necesidades en equipamiento y medicamentos, las acciones para disminuir los tiempos de atención y el fortalecimiento de la capacidad diagnóstica y terapéutica en la prestación de los servicios de salud.


El doctor Macaya señaló el envejecimiento acelerado de la población, así como un impacto severo en la atención de accidentes de tránsito como dos grandes disparadores de los servicios de salud que constituyen una obligación para la institución en un porcentaje mayor al fijado por la regla fiscal.


El jerarca enfatizó que la CCSS está en obligada a  garantizar el presupuesto a todos los establecimientos de salud y financieros del país con el objetivo de garantizar la operación actual y el fortalecimiento continuo de los servicios para dar sostenibilidad a la salud como derecho constitucional.

11 vistas
PHOTO-2019-10-16-09-45-02.jpg

SÍGANOS

Todos los derechos reservados 2019.

Diseño y desarrollo web por Media Impacto.