Buscar
  • Impacto Social

“No puedo esperar” busca que el comercio facilite servicios sanitarios a pacientes de Crohn y CUCI

La Colitis Ulcerosa Crónica Idiopática (CUCI) y la Enfermedad de Crohn son dos enfermedades inflamatorias poco conocidas pero que afectan a unas mil personas en Costa Rica, atacando el colon y su sistema digestivo y causando una serie de trastornos a quienes las padecen.


Entre los síntomas más apremiantes e incómodos está la imposibilidad de retener los alimentos en el intestino, por lo que sufren una constante diarrea que les genera inseguridad y miedos ante la imposibilidad de contar con un servicio sanitario a tiempo.

“Básicamente la campaña se explica junto con lo que es la Asociación porque nosotros somos pacientes de estas enfermedades crónicas, y a nivel de asociación tenemos ya casi 10 años de estar constituidos como un grupo que trabaja en conjunto para apoyar, informar y concientizar sobre estos padecimientos, que producen úlceras en el colon” explicó Tatiana Villegas, Presidenta de la Asociación CUCI y Crohn.


Es por ello, que la Asociación CUCI y Crohn lanzó la campaña “No puedo esperar”, durante este mes de mayo, que está dedicado a sensibilizar sobre la situación de quienes viven con tales padecimientos.


objetivo de “No puedo esperar” es generar alianzas con establecimientos para que permitan a los pacientes el acceso gratuito y oportuno a los servicios sanitarios. Además, que puedan ser reconocidas con la presentación de un carné que hará constar su necesidad especial.


Según Tatiana Villegas, presidenta de la Asociación CUCI y Crohn, muchos pacientes con CUCI y/o Crohn desarrollan un comprensible temor a salir de sus casas por la incertidumbre no encontrar un servicio sanitario y sufrir una emergencia.


“Esperamos que esta campaña sea exitosa para que quienes tienen tales padecimientos del intestino grueso puedan recuperar la confianza y sus vidas cotidianas con más tranquilidad. Es importante aclarar que la Asociación no está cobrando ningún tipo de patrocinio a las empresas comprometidas, sino más bien las incluye, sin costo alguno, en la lista de aquellas que se comprometen a abrirnos las puertas”, agregó Villegas.



Más de 5 millones de personas en el mundo viven con enfermedad de Crohn y CUCI, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El pico de incidencia se encuentra entre los 15 y los 30 años, siendo más frecuente el CUCI en hombres y el Crohn en las mujeres.


El CUCI y el Crohn son dos tipos de enfermedad inflamatoria Intestinal que se caracterizan por ser autoinmunes y crónicas y que se manifiestan con úlceras en el tracto intestinal, lo cual provoca sangrado, diarrea con mucosidad, anemia, mala absorción, entre otros síntomas durante sus crisis.


Ambos padecimientos son incurables, inmunológicos y autodestruyen los tejidos de las personas en el proceso inflamatorio ulcerativo. El diagnóstico se logra mediante una biopsia del área afectada y, aunque no tiene aún una cura, se logra controlar mediante medicamentos como la mezalasina, azatioprina y algunos biológicos.


Las personas diagnosticadas experimentan diversos problemas, uno de ellos relacionado directamente con la enfermedad como el dolor físico, cansancio, disminución o pérdida de las capacidades motrices, cambios metabólicos, cambios en el aspecto físico, entre otros.


Asimismo, se presentan cambios psicológicos como incertidumbre ante el futuro, deterioro en la calidad de vida, ansiedad y depresión y la “amenaza de muerte”.

0 vistas
PHOTO-2019-10-16-09-45-02.jpg

SÍGANOS

Todos los derechos reservados 2019.

Diseño y desarrollo web por Media Impacto.