Buscar
  • Impacto Social

Semana clave para detención de excura Mauricio Víquez.

Tras recibir la máxima sanción que impone el Vaticano: la expulsión del Estado Clerical, el excura Mauricio Víquez Lizano enfrenta una orden de captura internacional y la expectativa dentro y fuera del país, es que esta semana pueda ser capturado y esté de regreso en el país.

Víquez deberá responder ante las instancias judiciales por nueve denuncias canónicas por presuntos abusos sexuales contra algunos monaguillos.

A pesar de que la Fiscalía Adjunta de Género recibió una denuncia en contra del Víquez Lizano, esta no había podido notificarlo debido a la situación las autoridades emitieron una orden de captura internacional, mientras que los jerarcas de la Curia Metropolitana le solicitaron al exsacerdote regresar al país y enfrentar las denuncias.

De acuerdo con los reportes migratorios, Víquez salió del país el pasado 7 de enero con destino a Panamá y el 9 de ese mismo mes tomó un vuelo que lo trasladó a México.

Pero otro escándalo que enfrenta la Iglesia Católica en el país es la detención y las medidas cautelares dictadas contra el sacerdote Manuel Antonio Guevara es sospechoso de abuso sexual, quién fue denunciado el 25 de junio ante el Ministerio Público por un joven de 23 años.

Contra el cura Guevara las medidas cautelares incluye: firmar una vez al mes, mantener su domicilio en Heredia, prohibición de agredir, amenazar, perturbar o contactar al ofendido y no acercarse a una distancia de 500 metros de la víctima.


Periodista Carmen Navarro Leiva

42 vistas
PHOTO-2019-10-16-09-45-02.jpg

SÍGANOS

Todos los derechos reservados 2019.

Diseño y desarrollo web por Media Impacto.